CRÓNICA | Para fuera los malos (4-0)

  • El Sevilla recibe una goleada de escándalo antes del partido de Champions en Múnich
  • Imagen indigna en la segunda parte que deja al equipo muy tocado en liga

Brillante por momentos y desesperante en ocasiones. El equipo de Montella ha tenido dos caras esta temporada. La dulce, en Champions. La amarga, en liga. El partido de hoy ha sido un duro trago para la afición sevillista. Las rotaciones no funcionan. 

El Sevilla ha vuelto a mostrar todas sus carencias ante un rival oportunista, letal y superior. Los males endémicos de este equipo han vuelto a aparecer. La falta de gol, los fallos de concentración y un banquillo, que en vez de dar oxígeno lo quita. El equipo se ahoga, y nadie le tira un flotador.

En la primera parte el cuadro de Montella fue claramente superior. El mejor del Celta fue su portero, Sergio Álvarez. Sin embargo, la falta de eficacia y precisión en los metros finales, unidos a las desconexiones defensivas provocaron el 1-0 al descanso. En una jugada fácilmente parable por banda diestra, el balón acabó al fondo de la red tras empujarlo el propio Arana para evitar el remate de Wass, en fuera de juego. En esa jugada quedó tocado Kjaer y tuvo que entrar Lenglet para sustituirle. Antes del descanso, dos aparaciones milagrosas de los porteros, una para cada uno. Un paradón a bocajarro de Soria a Aspas y otra de Sergio a un Sandro efervescente en el partido.

Tras la reanudación el partido fue otro. El Celta tenía hambre mientras el Sevilla tenía sueño. Pensando en Múnich, con las piernas cargadas y el marcador en contra la losa fue demasiado pesada. Aspas amplió el marcador ante un excesivamente pasivo Carriço. Soria cantó en una salida de manera extraordinaria en un centro desde el lateral cuando sus dos centrales estaban bien colocados. Dejó al delantero celeste solo ante la portería para que pusiera el 3-0. El último vino de una pérdida de pelota en la medular, la falta de contundencia volvió a ser decisiva para redondear un escandaloso 4-0. 

Sin gol, sin desborde, sin contundencia, sin combinación, sin concentración. Incomparecientes en la segunda parte. Los futbolistas del Sevilla no comprendieron lo que significa llevar esa camiseta. A varios de los menos habituales está claro que vestir esa elástica les queda grande.

 

Ficha técnica:

Celta: Sergio Álvarez, Hugo Mallo, Roncaglia, Sergi Gómez, Jonny (Cabral, 77´); Wass (Radoja, 74´), Lobotka, Pablo Hernández (Boyé, 83´); Méndez, Iago Aspas, Pione Sisto. 

Sevilla FC: Soria, Layún, Kjaer (Lenglet, 40´), Carriço, Arana; N´Zonzi, Pizarro (Vázquez, 58´), Sabaria (Nolito, 71´), Banega, Sandro; Ben Yedder

Goles: 1-0 (Arana p.p, 38´), 2-0 (Aspas, 57´), 3-0 (Aspas, 60´), 4-0 (Aspas, 78´)

Árbitro: Álvarez izquierdo amonestó a Jonny por parte del Celta y a Banega y Pizarro del Sevilla.

 

 

© FOTO: Marca