OPINIÓN | Colectivxs

  • “La minoría más pequeña del mundo es el individuo…
  • Aquellos que niegan los derechos individuales no pueden pretender además ser defensores de las minorías” (Ayn Rand)

Es muy peligroso cuando el colectivo te dice cómo has de pensar para entrar dentro del colectivo, sin darte razones. Incluso puede manipularte para que si no aceptas una parte del ideario eres contrario a todo. Esto puede parecer abstracto, por ello me gusta poner ejemplos.

Si eres un trabajador que eres un ejemplo a seguir por tu dedicación para con la empresa y tus compañeros, has sido parte del consejo de trabajadores, estas en contra de los abusos de los jefes y del Estado, hasta aquí puedes parecer un buen trabajador. Pero en el momento que decides como parte de tu libertad personal no ir a una huelga eres un esquirol. O peor aún, se te ocurre proponer una huelga del tipo a la japonesa que produce aún más daño al empleador y encima cobras por ello (o sea, sin perdidas económicas para ti y tus compañeros) eres poco menos que un explotador y amigo del sistema opresor. Tienes que soportar incluso agresiones físicas o verbales por parte de los piquetes, pero tú eres el malo. Ellos tienen libertad de expresión, recuerda.

El hombre que negó el saludo nazi

Si eres estudiante con un buen expediente, que tienes problemas económicos pero no recibes ni una sola beca, trabajas mientras estudias, eres servicial y amable, eres delegado o parte de la representación estudiantil luchando por una educación de calidad, eres un ejemplo a seguir… pero si además estas en contra de la utilización política de la educación por parte de todos los políticos incluso de la izquierda que acapara todos los espacios universitarios, estas en contra de hacer parones que solo afecta a los alumnos o dices que no existe el derecho a huelga para los estudiantes, eres un mal compañero.

Si eres catalán y toda tu familia desde generaciones también lo es, bailas sardana, eres del Barcelona, una persona de principios, emprendedora, abierta a la cultura y demás puntos positivos para poder ser considerado un buen catalán… pero si además amas la historia de Cataluña, pero no la que te dicen desde la Generalidad, denuncias que siempre han gobernado independentistas corruptos, reniegas del “procés”, no crees que haya presos políticos sino políticos presos o te sientes español eres considerado un mal catalán o peor aún, un charnego.

Al igual que un andaluz que le gusta todo el arte y la cultura de su tierra, ama Andalucía por donde va, es honrado, trabajador, emprendedor… pero no le gusta que una administración llamada autonomía le sangre a impuestos, le robe y prefiere eliminar ese lastre administrativo y político que es inútil, es un mal andaluz.

Y como dije la semana pasada, si eres mujer, estas en contra del abuso machista de la sociedad y eres un ejemplo a seguir de trabajadora, hija, hermana y madre… pero eres cristiana o no estas a favor del aborto, de la ideología de género, de la politización de la lengua o del socialismo/comunismo eres una mala mujer para el feminismo radical que hoy día sale en los medios y redes.

 

FIRMA: Norberto Aragón