OPINIÓN | Lo nuevo de Kathryn Bigelow

  • Una película de carácter bélico con un trasfondo bélico y racista

Detroit es el nuevo filme de Kathryn Bigelow (única mujer hasta el momento de ganar una estatuilla a mejor dirección) nos trae esta película de carácter bélico ambientada en el Detroit de 1967. Este metraje de 2 horas de duración revive uno de los capítulos más oscuros de la historia americana. El conflicto comenzó con una redada de la policía en un bar nocturno sin licencia, un acto que acabó dando pie a una de las revueltas civiles más violentas de los Estados Unidos.

En ese contexto, Bigelow pone el foco en una serie de personajes que protagonizaron uno de los casos más controvertidos que sucedieron aquellos días. Detroit es un drama perfectamente construido con pinceladas de guión teatral en tres actos bastante definidos. Con actuaciones magistrales, como la del joven Will Poutler (El renacido) guión de mano de Mark Boal (Zero Dark Thirty) y la dirección por parte de Bigelow conforman un drama que expone la brutalidad policial tras un velo racista, donde si en ese entonces se mantenía oculto, ahora ya no lo está, por eso el filme resulta tan conveniente, demuestra un problema actual, desde los ojos del pasado alertando de que el problema, por desgracia, sigue estando muy vigente.

 

FIRMA: Marta Gordo

© FOTO: channelvideoone.com